Micromotores que ayudan al mundo

Tal vez no se hable mucho del potencial de los micromotores brushless en la actualidad o por lo menos en los grandes medios de comunicación, pero una cosa es segura respecto a ellos, con el paso del tiempo se harán cada vez más importantes en nuestras vidas porque tendrán un impacto considerable en el entorno.

De acuerdo con lo que se proyecta hacia el futuro trifásico, esta clase de micromotores estarían en condiciones de lograr dar cuenta de un sistema de tratamiento de agua muy semejante a lo que sucede en la actualidad con las plantas de descarbonatación de agua.

Micromotores: Una opción para ayudar al mundo

Antes que nada, es fundamental resaltar que con el término de micromotores se hace alusión a un tipo de máquinas que son mucho más pequeñas que el ancho de un cabello humano, razón por la cual estarían habilitadas para ayudar con la limpieza de la contaminación de dióxido de carbono en los océanos del planeta.

La anterior afirmación o cuando menos proyecto, proviene de Nanoingenieros de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, pues en el momento se encuentran sumergidos en un trabajo investigativo en el que recolectan información sobre qué tan rápidos pueden ser estos micromotores para adentrarse en el agua e ir eliminando cada una de esas huellas que ha dejado la contaminación en el agua, para convertirla en una forma sólida utilizable.

Por el momento, los estudios de prueba han dejado en claro que los micromotores son una vía que promete bastante en cuanto a tratar la acumulación de dióxido de carbono, uno de los gases que hace parte del efecto invernadero en el medio ambiente.

En ese orden de ideas, sería poco el tiempo que habría que esperar para comenzar a actuar directamente en combatir contra la acidificación de los océanos y por supuesto el calentamiento global.

Experimentos con micromotores para tratar la contaminación ambiental

Como parte del trabajo que se ha adelantado por parte de estos nanoingenieros, se logró demostrar que pueden descarbonatar soluciones de agua que estén saturadas de dióxido de carbono. Lo anterior lo consiguieron en tan sólo cinco minutos con una muestra que disminuyó la presencia de este elemento en un 90%.

De acuerdo con lo anterior, suena bastante factible que en el futuro los micromotores sean incluidos entre las plantas que se usan para el tratamiento de aguas, todo ello con el objetivo de dar paso a un proceso de descarbonatacion de agua que en verdad sea efectivo.

Finalmente, el único inconveniente hasta la fecha es la utilización de peróxido de hidrógeno para que el micromotor se pueda trasladar. En cuanto este inconveniente pueda ser tratado, la humanidad contarán con un método revolucionario para tratar el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *