Tecnología y escorts: actualidad al servicio del sexo

Posted by in Tecnología

Las palabras “sexo” y “gratis”, escritas en letra mayúscula tienen un efecto hipnótico sobre los lectores, especialmente sobre el público masculino. Según las estimaciones de este medio, 12 de cada 10 hombres hacen clic en un enlace que contenga estas palabras. La proporción 12/10 se explica porque de los 10 que hacen clic, 2 lo vuelven a intentar pensando que no han hecho algo bien. Aunque a veces es mejor la calidad de Barcelonaescorts que sitios gratis.

Esto podría sonar como la trama de una película de ciencia ficción, pero el sexo con robots pueden ser en realidad la mayor tendencia tecnológica en 2016. La popularidad de la máquinas artificialmente humanas ha crecido directamente en proporción con su realismo. Y no sólo la gente quiere tener relaciones íntimas con ellos, pueden incluso enamorarse. La doctora Helen Driscoll, una autoridad líder en la psicología del sexo y las relaciones, dijo que “el sexo tecnológico’ ya estaba avanzando a un ritmo rápido.

¿Relaciones sexuales de carne y hueso o con robots?

La doctora Driscoll, de la Universidad de Sunderland, dice que la robótica y la tecnología de los sensores de movimiento se convertirán en un pilar principal de la industria del sexo en los próximos años.

“Tendemos a pensar acerca de cuestiones como la realidad virtual y el sexo robótico dentro del contexto de las normas vigentes. Pero si nos remontamos a las normas sociales sobre el sexo que existían hace apenas 100 años, es evidente que han cambiado de manera rápida y radical.”

La robofilia puede ser un término desconocido ahora, pero podría volverse normal en un futuro cercano. “Como la realidad virtual se vuelve más realista e inmersiva y es capaz de imitar e incluso mejorar la experiencia de las relaciones sexuales con un compañero humano, es concebible que algunos la elijan por delante de un humano”.

La doctora Driscoll añade: “además, las personas pueden comenzar a enamorarse de sus compañeros de realidad virtual“. No es una nueva predicción, pero la tecnología ha mejorado a un ritmo más rápido de lo que podría haberse esperado. En 2007, David Levy, investigador de inteligencia artificial de la Universidad de Maastricht, dijo a LiveScience que la gente podría llegar a casarse en el año 2050.

En su tesis doctoral sobre las relaciones íntimas con dispositivos artificales, Levy declaró que los robots se parecen a los humanos en términos de personalidad, apariencia y función tienen más posibilidades de formar parejas con gente real.

“Puede que suene un poco raro, pero no lo es. Amor y sexo con robots es algo inevitable.”

En un informe elaborado para la tienda de sexo Bondara escribió: “losburdeles y clubes de striptease pronto incluirán los robots, y será un fetiche específico para algunas personas, así como un sustituto de la interacción con la vida real potencialmente más barato. Se avecina un cambio de paradigma.”